Internacionales
La corrupción de los gobernadores sacude a México y cerca al presidente Peña Nieto
+ En la última década hasta 17 altos funcionarios han sido investigados, detenidos o están prófugos por diferentes delitos
Publicado: Miércoles, 12 de Abril de 2017
Por: El País
Texto
 
Compartir 
 
/ Ciudad de México.-
MANDATARIOS .- La corrupción de los gobernadores sacude a México y cerca al presidente Enrique Peña Nieto
Madrid, España.- Al menos 17 gobernadores que han ejercido el cargo en los últimos 10 años en México están fugados, encarcelados o investigados.

La detención en Italia del exgobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington, buscado por la Interpol desde hace cinco años, a la salida de un elegante restaurante de Florencia, es el último episodio de una larga lista de funcionarios acusados de esquilmar la sanidad pública, trabajar para el narco, comprar ranchos en Texas o quedarse con terrenos a pie de playa.

El deterioro periférico de México ha elevado una raya más la indignación popular y la corrupción se ha colocado como el segundo problema que más preocupa a los mexicanos, después de la inseguridad, según la última encuesta del Instituto Nacional de Estadística (Inegi). Los últimos casos golpean además al poder central, especialmente al presidente, Enrique Peña Nieto, inoperante ante el rosario de escándalos y con la urgencia de ganar las elecciones presidenciales dentro de un año, en las que su partido, el gobernante PRI, parte en desventaja en todas las encuestas frente al izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

Uno de los ejemplos de la naturalidad con la que conviven los partidos con la corrupción, la dio el PRI, que expulsó a Yarrington en diciembre del partido. Lo que pretendía ser una decisión ejemplarizante terminó siendo un ridículo gesto al tendido al suspender los derechos políticos de un militante que llevaba casi cinco años fugado de México y cargaba con dos órdenes de detención de Estados Unidos y México.

Hasta la llegada de Vicente Fox a la presidencia en el año 2000, el PRI había manejado los Estados en una suerte de tablero de Risk monocolor, en el que los gobernadores ejercían de caudillos locales perfectamente alineados con la Revolución Institucional, garantizando la estabilidad en las provincias y los votos necesarios cada seis años para retener la presidencia, sin error alguno en las actas.

Salvo desmanes muy descarados que obligaban a la intervención presidencial, el federalismo en México era un pacto de no agresión entre las provincias y el tlatoani del poder central. Con la irrupción del Partido Acción Nacional (PAN) y las progresivas victorias de la oposición, el mapa se volvió más complicado de manejar. Los gobernadores continúan siendo los grandes operadores políticos de los grandes partidos y su éxito o fracaso se mide en la capacidad de retener, con todos los medios posibles, el poder.

Es necesario revisar el actual sistema federal, que supone una etapa ya rebasada

“En el sistema clásico priísta, cuando a un gobernador se le pasaba la mano o su corrupción afectaba al presidente, éste lo quitaba ipso facto y el Congreso actuaba a la velocidad de la luz. Se perdió ese control autoritario y, aunque Peña Nieto trató de recuperarlo, ya no pudo, los gobernadores se hicieron de un poder que jamás habían tenido” explica Lorenzo Meyer, profesor del Colegio de México.

Uno de los ejemplos más recientes es el de Javier Duarte, gobernador de Veracruz, en busca y captura desde hace más de cinco meses. Duarte es considerado uno de los gobernadores más corruptos que ha dado México, en un país rico en artes y maneras para sisar de lo público sin ser detectado.

Peña Nieto lo puso como ejemplo —junto al también prófugo César Duarte— de renovación generacional y la llegada de “un nuevo PRI”, pero durante los cinco años que Duarte estuvo en el poder, la oposición y la prensa local no se cansaron de denunciar sus desmanes sin obtener respuesta. Cuando las evidencias eran abrumadoras y había desfalcado la Educación y el sistema de salud, la Procuraduría General de la República (PGR) ordenó su detención.

Sólo un día antes de esfumarse, apareció en televisión clamando por su inocencia ante la pasividad presidencial. Hoy Veracruz, con casi ocho millones de habitantes, transpira indignación mientras los memes sobre Duarte y el Gobierno pasan de celular en celular para sonrojo de Los Pinos. Cuando se revisan las arcas públicas, el tema tiene menos gracia.

Veracruz, gobernado ahora por el PAN, se encuentra en quiebra técnica y depende de las dádivas del Gobierno central, suficiente para evitar la revuelta social. Oaxaca, Guerrero o Tamaulipas atraviesan una quiebra económica similar.

Paralelamente, los gobernadores operan sin contrapeso. Jueces, Congreso local, oposición, organizaciones civiles o periodistas deben elegir entre ser héroes o cómplices para imponerse al poder regional, a miles de kilómetros de la capital.

Los líderes de la oposición pasan de un partido a otro con total naturalidad. Es sabido que Eruviel Ávila, gobernador del Estado de México y amigo de Peña Nieto, amenazó con pasarse al PRD si no era el candidato elegido para encabezar la lista del PRI.

En los últimos meses, Cesar Duarte, gobernador de Chihuahua ha sido acusado de desvío de recursos; Roberto Borge, gobernador de Quintana Roo, señalado por quedarse con terrenos a pie de playa y Andrés Granier, exgobernador de Tabasco, encarcelado por lavado de dinero se suman a los citados Javier Duarte y Tomás Yarrington. Y así hasta 17 mandatarios.

“El caciquismo regional no ha sido desterrado y opera en medio de una gran impunidad y falta de controles políticos. Es necesario revisar el actual sistema federal, que supone una etapa ya rebasada, diseñada en el siglo pasado. Antes, el control hegemónico lo ejercía, desde dentro, un solo partido que no permitía los excesos”, explica Diego Valadés, investigador del Instituto de investigaciones Jurídicas de la UNAM.

En esta nueva realidad no se han construido los contrapesos necesarios; No hay un pacto como tal entre presidente y gobernadores, sino un acuerdo de entendimiento. Las autoridades locales son determinantes en la elección de legisladores nacionales” añade el académico.

Ante la avalancha de casos de corrupción, Peña Nieto ha reaccionado de forma tibia, mientras la putrefacción periférica sepulta al “nuevo PRI” y sus aspiraciones presidenciales .
ALIANZA

Importante la reunión de este sábado entre los simpatizantes y aliados de Hector Yunes. El PRI veracruzano obligado a la unidad y a meter el acelerador
¿ASESINO SERIAL?

Los asesinatos de 7 mujeres -la mayoría muy jóvenes- cuyos cuerpos han aparecido en el predio conocido como "El santuario de las garzas" en Xalapa presentarían datos comunes: tres de sus cuerpos habrían tenido restos de semen y salva de un mismo origen. Las posiciones en que se hallaron los cuerpos fueron semejantes; sus perfiles físicos también presentan semejanza. Salvo un caso, de una mujer madura, el resto fueron de mujeres muy jóvenes como Magaly Hernández. Hay dudas elementales sin responder: ¿Las autoridades ministeriales y la sociedad se enfrentan a un asesino serial? ¿Qué curso han tenido las investigaciones a lo largo de los años en que se han presentado estos casos cercanos o lejanos entre sí en una línea temporal? ¿Compartir información a la sociedad para que se cuide es lo mismo que guardar silencio oficialmente por tantos años en aras de no causar pánico?
PRI JAROCHO

Opción a) Héctor Yunes en serio pelea la candidatura y tal postura pone en riesgo la unidad de un PRI de por sí debilitado en Veracruz de cara al 2018. Opción b) Héctor está haciendo una finta, su labor es golpear a su primo y cuidar al verdadero candidato que será Pepe. En este caso sí hay unidad y al mismo tiempo estrategias que vienen desde el altiplano. Claro, el tema de la debilidad tricolor persiste...
LAS ESPINAS DE EDGAR

Y ahora resulta que la Ley -federal en este caso- en serio va por personajes clave del caso Duarte,en este caso por Edgar Espinoso. La separación del diputado federal por Martìnez de la Torre de la bancada del PVEM tiene tremendo trasfondo político, además de toda la fuerza jurídica por las cochinadas que Edgar encabeza. La duda es ¿Por qué en este momento?
FRENTE EN LA FRENTE

Dante Delgado y su Movimiento Ciudadano representan potencialmente el 5 % de la votación nacional. Por esos números y por las habilidades del veracruzano existe su influencia en el Frente Ciudadano por México que -como dijera el filósofo Chico Che- "se tamba, se tamba, se tambalea..." Ahora bien, su propuesta de que la candidatura a la Presidencia sea para el PAN, la del gobierno de la Ciudad de México para el PRD y enviar a Miguel Angel Mancera al Senado, puede contribuir a que el Frente se dé en la frente. Dante tiene verbo pero en la grilla nacional también tiene sus limitaciones...
YUNES LINARES, FIEL DEFENSOR DE LA LEY DE SEGURIDAD

Quien, para sorpresa de muchos, se ha convertido en un férreo defensor de la Ley de Seguridad Interior es el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares (PAN). Postura que, nos cuentan, el panista dejó bastante clara en la entrega de la medalla Adolfo Ruiz Cortines a la Secretaría de Marina (Semar), puesto que consideró que las críticas a la llamada militarización del país son “frívolas” al ser justamente las Fuerzas Armadas las que durante años han luchado por la democracia, las libertades y el orden constitucional, e incluso, nos aseguran, recordó que el mes pasado solicitó al presidente Enrique Peña Nieto que el Ejército y la Marina no se retiren de la entidad. Sin embargo, nos dicen, sus declaraciones le valieron la desaprobación de algunos políticos, quienes afirman que en su desesperación por no poder frenar la ola de violencia, como lo reconoció en su primer informe de labores, se doblegó ante el priísmo y ahora no le queda de otra más que mostrar su completo apoyo.
MARCO MARTÍNEZ AMADOR FUERTE CANDIDATO A DIPUTADO FEDERAL

Marco Martínez Amador llega fuerte al último mes de su administración como Alcalde de Acayucan. Lo mencionan con insistencia para la candidatura a diputado federal. Más de 400 obras lo avalan.
INFORME DE AMÉRICO

Este domingo tres de diciembre el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga, rendirá su cuarto y último informe de labores. El edil ha estado a la altura al encabezar la capital de un estado que sigue siendo protagonista de la vida política nacional a pesar de su convulsa circunstancia en materia de seguridad y desempleo. Zúñiga es de los pocos que sale con frente en alto, hablando de todos los partidos y en particular del PRI.
COMIDA

Por cierto, hablando del PRI, el 9 de diciembre los senadores Héctor y Pepe Yunes encabezarán un evento del que podrían salir datos concretos acerca de la próxima candidatura por la gubernatura veracruzana del lado tricolor. El de Pero, sabemos, es amigo personal del candidato presidencial José Antonio Meade: ¿lo impulsará para la candidatura jarocha o se lo llevará a su equipo en búsqueda de la grande? La política es un juego de ajedrez.
AJUSTES TRAS EL DESTAPE

Lo de Meade ha sido un virtual destape que se concreta hoy con su salida de la Secretaría de Hacienda. Ya está la boleta: José Antonio Meade por el PRI, Ricardo Anaya por el Frente Ciudadano si logra subsistir como tal y Andrés Manuel López Obrador por MORENA. Los demás vienen detrás. José Antonio González Anaya iría de PEMEX a la SHCP. El futuro del Senador José Yunes Zorilla tiene varios escenarios posibles: jugar como candidato por el PRI a la gubernatura de Veracruz o irse a la campaña de su amigo Meade Kuribeña y en el caso de que el Primer gane la Presidencia arribar al gabinete del 2018-2024. La otra es jugar en Veracruz y si gana ser gobernador para sumarse más tarde al gobierno federal o buscar una buena candidaturas termino de su mandato -en caso de ganar-. En caso de perder podría sumarse al equipo de Meade si éste gana. Por otra parte, si ambos perdieran a los dos los espera el regreso a su casa o trabajos en la iniciativa privada. Estos posibles escenarios abre la opción a Héctor Yunes Landa para buscar la gubernatura de Veracruz por segunda ocasión en caso de que PP Yunes la desdeñe pero si el de Perote la pide, simple y llanamente es suya. La decisión está en sus manos.
 
 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Sinergia Digital