Villa Rica
Colinas de Santa Fe: “Los policías a los que pedimos ayuda secuestraron a mi hijo”
+ Griselda Barradas, del Colectivo Solecito, narra cómo fue la búsqueda de su hijo Pedro
Publicado: Jueves, 16 de Marzo de 2017
Por: Animal Político
Texto
 
Compartir 
 
/ Veracruz, Ver.
.- Colinas de Santa Fe: “Los policías a los que pedimos ayuda secuestraron a mi hijo”
Veracruz, Ver. Animal Político viajó a Colinas de Santa Fe, en el Puerto de Veracruz, para platicar con las madres del Colectivo Solecito, quienes buscan a sus hijos desaparecidos en la que hasta la fecha es la mayor fosa clandestina del sexenio en México. En esta primera entrega de tres, Griselda Barradas Huesca narra cómo fue la desaparición y los posteriores años de búsqueda de su hijo Pedro; un agente del MP que junto a su secretario Gerardo, son hasta la fecha las únicas dos víctimas identificadas entre 249 cadáveres.

Cinco balazos

La luz perpendicular del mediodía quemaba a plena intensidad, cuando Griselda escuchó el sonido seco de cinco disparos.

¡Pam, pam, pam…!


Los balazos se escucharon claros a un par de cuadras de su casa en Cardel, una pequeña localidad ubicada a 37 kilómetros del Puerto de Veracruz. Pero Griselda no se alteró, ni corrió a refugiarse. Si acaso, dice encogiendo los hombros, le extrañó que los maleantes ya tuvieran la desfachatez de no esperar a que cayera la noche para cometer sus crímenes.

Tras la última detonación, la mujer volvió a su rutina: se metió a la ducha, comió algo que ya no recuerda, y más tarde salió a la calle para hacer unos mandados.

A las 16.30 horas, cuando ya caminaba de regreso a su domicilio, Griselda vio a lo lejos la camioneta Cheyenne blanca que la hoy Fiscalía de Veracruz había asignado a su hijo Pedro, un agente del Ministerio Público de apenas 30 años de edad y un extenso currículum de licenciaturas, Maestrías, y 10 años de servicio en Ministerios Públicos de diferentes regiones de Veracruz, como Atoyac y Cuitláhuac.

Contenta, Griselda tomó de su bolsa el celular y le mandó un mensaje a su hijo para pedirle que regresara y saludarlo unos minutos.

Al final de la calle, la camioneta se detuvo, dio la vuelta y se dirigió hacia ella.

Pero Pedro no manejaba el vehículo.

-Cuando vi que mi nuera se bajó del coche con los ojos llorosos tuve de inmediato un mal presentimiento –asegura Griselda con la mano puesta en el pecho-. Me acerqué a ella y le dije: “Dime qué le ha pasado a mi hijo”.

Haciendo un esfuerzo por controlar el llanto, su nuera Yiridia le trató de explicar que, al parecer, un comando armado había atacado unas horas atrás a Pedro y a Gerardo Montiel, su secretario particular, y que habían dejado su camioneta abandonada en un paraje.

-Los "balacearon" y se los llevaron.

Aturdida, Griselda no entendía nada de lo que le trataban de explicar.

Fue como hasta las seis, un par de horas más tarde, cuando ya lo vio todo con una claridad que le estremeció el cuerpo: los cinco balazos que había escuchado en la mañana eran para su hijo.

“La patrulla de la Policía entregó a mi hijo”

Casi cuatro años después de aquel 15 de abril de 2013, Griselda recuerda la escena sentada en una de las bancas que hay en el paseo marítimo del Puerto de Veracruz, entre turistas con sombreros tipo Panamá que fotografían los buques amarrados a tierra, y los soldados de la Marina que deambulan por la zona con caras de aburrimiento.

Tras recibir la noticia, continúa narrando la veracruzana, ella y su nuera pidieron ayuda a la comandancia de Policía de Cardel para que una patrulla las escoltara hasta Las Bajadas, en el Puerto de Veracruz.

Allí avisaron a la Marina de la desaparición de Pedro, puesto que llevaba trabajando ocho meses como Fiscal Especial adscrito a la Secretaría de Marina como parte de ‘Veracruz Seguro’, un operativo ideado para tratar de frenar la delincuencia en un estado que en 2013 registró 863 asesinatos –en 2016, esa cifra se disparó a mil 258, 45% al alza-.

Una vez en la base militar, los policías insistieron en retirarse de inmediato, a pesar de que les solicitaron que se esperaran para escoltarlas de regreso. Sin embargo, Griselda cuenta que, tiempo después, supieron por un testigo que las prisas de los policías por desaparecer cuanto antes se debía a que habían participado en el secuestro de Pedro y Gerardo.

-La patrulla que nos escoltó fue la misma que los entregó. Es decir, les dio tiempo de entregarlos, regresarse a su puesto, y luego todavía fue con nosotras a Veracruz para escoltarnos –denuncia Griselda, quien añade sarcástica que, curiosamente, al día siguiente de la desaparición de su hijo, cambiaron a todos los policías de Cardel sin explicación alguna.

En este punto de la historia cabe precisar un apunte: si bien las dos personas que fueron detenidas semanas después del secuestro de Pedro y Gerardo declararon que recibieron ayuda de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, tal y como publicaron medios veracruzanos como el blog Expediente, hasta el momento no hay policías detenidos por el caso.

No obstante, la participación de la Policía Estatal en secuestros no es un hecho aislado en Veracruz.

Por ejemplo, en enero de 2016, cinco jóvenes de Playa Vicente fueron entregados al crimen organizado luego de que policías estatales los detuvieran en un retén en Tierra Blanca. Y poco después, en marzo de ese año, otros tres jóvenes de Papantla fueron desaparecidos por la policía. De hecho, según datos oficiales, Veracruz es la tercera entidad en el país que tiene más policías estatales reprobados en confianza: el 26% de la corporación, o casi 3 de cada 10 elementos.

Tras recordar el pasaje de la policía, Griselda niega con la cabeza y dice que no sabe con exactitud por qué desaparecieron a su hijo. Aunque sin entrar en muchos detalles, explica que Pedro desmanteló meses antes de su secuestro a una red criminal en Córdoba, en la zona centro de Veracruz, y eso pudo haber molestado a bastantes personas, tanto autoridades como criminales.

-Creo que mi hijo era demasiado honesto en su trabajo y eso no le convenía ni le gustaba a mucha gente. Les estorbaba.

“Miraba la fosa y le preguntaba: ¿Hijo, serás tú quién está ahí?”

Con la desaparición de Pedro, su familia se quedó paralizada inicialmente por el trauma y la incertidumbre. Además, la viuda de Pedro, Yiridia, asegura que tuvo que enfrentar el estigma del “algo habrá hecho” de algunas personas que susurraban que Pedro fue levantado por vínculos con el crimen organizado.

-Mucha gente en Cardel no sabía a qué se dedicaba mi esposo. Y como anteriormente habían levantado a otras personas que tal vez sí andaban mal, pues pensaron que él también era un malandro –dice Yiridia, que añade que cuando Pedro desapareció hubo personas que dejaron de asistir a su academia de ballet, en Cardel.

Con el paso del tiempo, Griselda comenzó a moverse. Pasó por varias organizaciones civiles que buscan a personas desaparecidas, hasta que en 2016 las madres del Colectivo Solecito la invitaron a unirse.

Con ellas participó en una protesta el 10 de mayo por la desaparición de sus hijos. Y ahí fue cuando “un muchacho” les entregó un “regalo” por el Día de la Madre: un mapa dibujado a mano con las indicaciones precisas para llegar al predio Colinas de Santa Fe, a unos pocos kilómetros del Puerto de Veracruz.

De acuerdo con el mapa, aquel predio del tamaño de un campo de futbol era un enorme cementerio clandestino que un grupo del crimen organizado usaba para desaparecer a cientos de personas.

El 3 agosto de 2016, el grupo de mujeres comenzó a excavar la tierra. Y a los pocos días, salieron a flote las primeras fosas. Y luego más, hasta que en la actualidad, seis meses después, suman 125 fosas, 249 cadáveres, y al menos 14 mil restos óseos en la que ya es la fosa clandestina más grande de México en lo que va de sexenio.

-Desde que llegué el primer día, le dije a una compañera: ‘Yo siento que mi hijo está enterrado aquí. No sé en cuál de estas fosas, pero él está aquí’.

Y en efecto, en una de las tumbas estaban Pedro y su compañero Gerardo. Las dos primeras víctimas que gracias en buena medida a que fueron enterradas con sus credenciales, fueron rápidamente identificadas por las autoridades entre cientos de cuerpos que aún esperan las pruebas de ADN por falta de recursos, tal y como reconoció la Fiscalía veracruzana.

-Cuando escarbaba la tierra no lo podía reconocer, pero sé que estuve muy cerca de la fosa de mi hijo. Estuve a unos metros, a unos pasos de él. De hecho, había un campamento muy cerca de la fosa y yo me quedaba ahí sentada, mirándola, y diciéndole: “¿Serás tú, hijo, quién está ahí al lado de mí?”.

“Su trabajo le costó la vida y la Fiscalía no lo reconoció. No fueron ni al sepelio”

El viento cargado con agua de mar arrecia y Griselda se acomoda el pelo que luce pintado de un ligero color rojizo.

El dolor por la ausencia de su hijo estará presente toda su vida, dice mientras sostiene una foto a color tamaño carta en la que Pedro, vestido con un saco blanco y una camisa beige, mira muy sonriente a la cámara. Pero haberlo encontrado en Colinas de Santa Fe después de cuatro años de búsqueda, le ha regresado algo de paz a su vida y a la de su familia.

Ahora, al menos ya puede hablar de su hijo sin que se le quiebre la voz a cada rato. Puede, por ejemplo, recitar con orgullo que su Pedro es licenciado en Derecho, que tiene una maestría en Derecho Procesal, otra en Psicología criminalística, y que si no hubiera decidido prepararse para ser Ministerio Público, muy probablemente también habría terminado su Doctorado.

-Nadie puede decir que mi hijo llegó a Fiscal Especial por un ´palancazo’. Todo fue gracias a su esfuerzo –presume Griselda, que recuerda a su hijo años atrás estudiando durante largas noches con un café para no quedarse dormido, y con la ambición de poder hacer bien su trabajo.

Quizá por esa dedicación, lamenta Griselda, a la familia le duele aún más que la Fiscalía de Veracruz no le haya dedicado a Pedro ni un mínimo gesto de reconocimiento a una labor “que le costó la vida”.

-Según decía mi hijo en vida, él tenía muchos amigos en la Fiscalía –la mujer mira al suelo, guarda silencio, y niega con la cabeza-. Pero cuando fue su sepelio, ninguno de sus compañeros se presentó para despedirlo.
LEVANTON EN COATZACOALCOS

Esta mañana fu levantada la señora Isis de Madrazo dama de la sociedad porteña en el sur de Vercacruz. iba a dejar a sus hijos al colegio Pearson cundo un comando la secuestró a temprana hora de un miércoles violentó como todos los días en Veracruz.
SE SUICIDA TINO LAGUNES, EX ALCALDE DE SAN JUAN EVANGELISTA

Trasciende la noticia que se suicido Tino Lagunes, ex alcalde de San Juan Evangelista, en el periodo del 2011 al 2013, Partido Revolucionario Institucional (PRI), además fue presidente de la asociación ganadera San Juan Evangelista
NO PARAN LAS BALACERAS EN EL SUR

No para la violencia. Esta noche en Acayucan se registra balacera. Vecinos de Casas Vivha aterrados. Se reportan heridos. Al parecer mujeres. No le avisen al gobernador. Han de ser malas personas... Eso si hay gente que clama por patrullas y ambulancias en casas Vivha de Acayucan.
INVITACIÓN A LA TOMA DE PROTESTA DE LA SEÑORA ADRIANA PEREDO COMO PRESIDENTA DEL DIF COATEPEC

El Ayuntamiento de Coatepec invita a la toma de protesta de la Sra. Adriana Perder Camacho, como la Presidenta del Sistema Integral de la Familia (DIF). El acto se llevara a cabo el día lunes 15 de enero, a las 18 horas. En las instalaciones del DIF municipal ubicadas en la calle Zaragoza S/N
FALLECE OCTAVIO ROJAS ALDAMA

La noche de ayer falleció el Periodista Octavio Rojas Aldana, dueño del "Periodico de San Andres" y ex alcalde
YUNIS SE APUNTA

El experto abogado nativo de Coatzacoalcos, Jorge Yunis Manzanares, entregará este jueves su solicitud para competir por el cargo de Fiscal Anticorrupcion. Bien. Hay experiencia y trayectoria.
EX SECRETARIO DE SEGURIDAD ES VINCULADO A PROCESO POR TRÁFICO DE INFLUENCIAS Y ABUSO DE AUTORIDAD

En audiencia oral celebrada la tarde de este martes, la Fiscalía General del Estado (FGE), obtuvo la procedencia de formal vinculación a proceso en contra del ex secretario de Seguridad Pública de la administración duartista. A Arturo “N” se le vinculó a proceso por la probable comisión de los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencia; en la diligencia, el mismo curso legal fue decretado contra Roberto “N”, por la probable autoría de hechos constitutivos del delito de tráfico de influencia.
DÍA DEL PERIODISTA

El 4 de enero es la fecha oficial en la que se celebra el Día del Periodista en México, esta fecha fue tomada en conmemoración de la muerte del periodista Manuel Caballero, considerado el iniciador del periodismo en México. Caballero nació en México en 1849 y sus trabajos periodísticos generaron grandes polémicas, introdujo en los diarios nacionales novedosos estilos como el sensacionalismo. Recibió varios reconocimientos y premios. Fue también el principal fundador de El Noticioso y El Mercurio Occidental. En México se registraron 276 agresiones contra la prensa en el primer semestre de 2017, además de 10 asesinatos a periodistas. Los Estados con más incidencias en actos violentos contra la prensa fueron Veracruz y la Ciudad de México.
AMLO REINICIA PRECAMPAÑA EL 6 DE ENERO POR MUNICIPIOS DE VERACRUZ

En pleno día de Reyes el líder nacional del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y precandidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, iniciará una gira por el estado de Veracruz y recorrerá 20 ciudades de la entidad. Durante este viaje por la zona centro y norte de Veracruz será acompañado por los legisladores federales Rocío Nahle y Cuitlahuac García, este último ya anunció sus aspiraciones para ser candidato a la gubernatura. La gira iniciará este sábado por la zona central cañera en los municipios de Yanga, Amatlán y Tezonapa.
REGISTRARÁN ALIANZA MORENA-PES-PT ESTE MIÉRCOLES

La Coalición Juntos Haremos Historia, conformada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES), será registrada este miércoles ante el Organismo Público Local Electoral (OPLE) con rumbo a la elección del próximo 1 de julio.
 
 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Sinergia Digital