Villa Rica
Entre coraje y pesar, familias y amigos despiden a tres de los 11 jóvenes asesinados en Veracruz
El asesinato de Shantall, Anthony y otros nueve jóvenes, deja un dolor en las familias de Veracruz, que además de justicia, exigen que las autoridades reconozcan que todas las vícitmas eran “buenas personas”.
Publicado: Sábado, 04 de Marzo de 2017
Por: Itzel Loranca / Sinembargo
Texto
 
Compartir 
 
/ Veracruz, Ver.
.- Entre coraje y pesar, familias y amigos despiden a tres de los 11 jóvenes asesinados en Veracruz
Veracruz, Ver. La caja de madera con los restos de Shantall Juárez Santillán fue cobijada por la tenue luz del atardecer y la sombra de las ramas del árbol bajo el que fue sepultada. Una tarde serena de jueves, muy distinta del horror y la soledad del miércoles en que la encontraron junto con otras 10 personas sin vida en Boca del Río.

Esa madrugada del 1 de marzo hallaron su cuerpo abandonado sobre una calle de la colonia Tampiquera, junto a una camioneta blanca. Casi desnudo y con el rastro de la crueldad en la sangre que cubría su piel.

Como ella, otra mujer y nueve varones más que, a decir del Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, fueron ejecutados como resultado del enfrentamiento de delincuentes organizados. Un acto que no afecta a ciudadanos de bien, aseguró apenas un día después del hallazgo.



Sin embargo, se revelaría que ella y otro de los jóvenes hasta ahora identificados, no contaban con antecedentes penales.

Los dos, llevados por la fuerza por sujetos desconocidos mientras pasaban una noche de fiesta en el antro “Capezzio”, en la zona centro de la ciudad de Veracruz.

Sus vidas se cuentan entre las de una generación que ha sido arrancada por la violencia en Veracruz.

UNA SOLA MUERTE, TRES DESPEDIDAS


Foto: Itzel Loranca, BlogExpediente

Así como la muerte llegó en la misma infame hora, la despedida también coincidió para tres de ellos.

Detrás de la camioneta de la funeraria que se introdujo en el camino de terracería del Panteón Municipal de Veracruz, un par de vehículos ingresaron al estacionamiento. De uno de ellos, un hombre de camisa blanca y lentes oscuros descendió, junto a una mujer y un par de jóvenes.


No había lloridos, ni gritos desgarradores. Pero sus rostros cargaban un pesar solo descriptible con el silencio del momento.

Apenas audibles, los “Gracias” del padre y la madre que aceptaban las condolencias de los señores y varias mujeres, algunas jóvenes, que desde hacía casi una hora aguardaban la llegada de Shantal.

Ella, madre de un bebé al que ya no vería crecer, arrebatada sin razón con violencia de sus padres, su hermana y amigas.

Por ella, desde las tres de la tarde, varias personas con cierta impaciencia, habían tomado asiento en alguna de la bancas de concreto. La expectación era compartida por otras mujeres y hombres que en el mismo lugar y a la misma hora, aguardaban diferentes funerales.

“¿No sabe a qué hora va a ser el entierro? Me dijeron que a las tres iban a traer a varios de los muchachos. Yo vengo por la muchacha, Shantal, es que es hija de un compañero de trabajo”, comentó una mujer a un par de jóvenes recargados en una de las paredes.

“A nosotros también nos dijeron a las tres, pero venimos por un muchacho, que tampoco ha llegado”, respondieron.

Para cuando el entierro de Shantall comenzó, casi fondo del cementerio, otro funeral ya había empezado.

Apenas unos metros cerca de la entrada, un grupo de hombres, mujeres y niños, lloraban inconsolablemente por Ángel González Rivera.

Con 30 años de edad, padre de dos niñas, había sido reportado como desaparecido desde el viernes 24 de febrero, mientras conducía un taxi con número económico 3883, marca Tsuru.

En su memoria, desde el principio y hasta el final de la ceremonia, sonaron aplausos y porras que eran llevadas por el viento como un rumor por todo el panteón.

Luego de casi media hora, uno a uno, los asistentes comenzaron a marcharse. Para cuando solo unos pocos quedaron en torno a la fosa, una camioneta blanca se estacionó a toda velocidad a unas lápidas de distancia.

Eran los amigos de Ángel, quienes habiendo bajado la hielera con cervezas que prepararon para el último adiós, encendieron el estéreo del auto, dejando que la música de banda sonara a todo volumen. Al compás de la tambora, el llanto continuó.

A la misma hora, en la discreción que otorga la sencillez, Hugo Malpica, otro de los jóvenes asesinados, era enterrado en el Panteón Particular Veracruzano. Solo su familia y un reducido grupo de amigos acompañaron el descenso del féretro a las profundidades de la tierra.

HONOR NO RECONOCIDO


Foto: Itzel Loranca, BlogExpediente

Para el viernes, al Panteón Municipal de Veracruz llegaría otro cortejo fúnebre arrastrando la tristeza de una vida que fue cortada antes de tiempo. Se trataba de la familia y amigos de Anthony Vergara Capetillo.

El joven de 18 años era integrante del Pentathlón Deportivo Militarizado Universitario en Veracruz y estudiaba la preparatoria.

Esta semana había decidido, como miles de personas, disfrutar del último de los desfiles del Carnaval de Veracruz, para después ir a bailar. Lo acompañaba su vecina y amiga Shantal.

Por él, decenas de personas, en su mayoría jóvenes acudieron a la funeraria desde la madrugada. Para las 11 del día, vecinos de su misma edad, compañeros de la prepa, y los jóvenes que junto con Anthony eran parte del Pentathlón, cada uno con una flor en la mano, abordaron un camión rentado para el momento.

Los padres del muchacho y personas cercanas, subieron a una camioneta roja. Todo, casi sin mediar palabra.

El viaje hacia el Panteón fue seguido por la prensa local. La familia de Anthony permitió la presencia de medios de comunicación durante unos momentos en el cementerio, para mostrar al mundo que el chico era una buena persona.

La inocencia del joven también ha sido defendida por el Tercer Oficial de “Los Pentas Atoyac AC”, Hugo Morales Alejo, en una carta que encontró espacio en internet.

“Vergara Capetillo era un joven bueno, estudioso, de barrio pobre, donde trataba ser ejemplo de otros chavos de barrio, de cómo salir adelante sin importar el origen y el entorno”.

El mensaje, expresa en negritas “No era delincuente” y prosigue exigiendo a las autoridades que su cruel muerte merezca una investigación.

“Al menos eso merece un joven bueno, morir con su honor reconocido”.

Casi en simultáneo, amigos de Anthony han dejado mensajes en su memoria, en la página que él tenía en la red social Facebook.

“Descansa en paz mi flako nunca te olvidaré flako serás mi angelito”, “Siempre te voy a recordar”, algunas de las palabras que jóvenes en edad de preparatoria, dedican al atleta.

Una generación que se pierde al fragor de las balas y la impunidad que la muerte goza en Veracruz.
EL NEPOTISMO DE LA FAMILIA YUNES

En Veracruz, nos aseguran, más de una ceja se levantó ante las declaraciones de Leticia Márquez, presidenta del DIF local y esposa del mandatario panista Miguel Ángel Yunes Linares, porque afirmó que sus dos hijos Miguel Ángel Yunes Jr., alcalde del Boca de Río, y Fernando Yunes, edil electo de Veracruz, serán gobernadores de la entidad. Durante el Cuarto Informe de Gobierno del munícipe de Boca del Río, nos cuentan, la primera dama resaltó que ambos han ganado espacios como resultado de su trabajo político: “Claro que lo voy a tener, voy a tener un hijo gobernador, dos hijos gobernadores, dos”, sentenció. Sin embargo, nos hacen ver, doña Leticia perdió de vista que en las filas de Acción Nacional ya hay molestia por la virtual candidatura al gobierno del estado de Miguel Ángel Yunes Jr., al ser impulsado abiertamente por su padre. La familia Yunes abona al enojo blaquiazul por nepotismo, nos dicen.
ALIANZA

Importante la reunión de este sábado entre los simpatizantes y aliados de Hector Yunes. El PRI veracruzano obligado a la unidad y a meter el acelerador
¿ASESINO SERIAL?

Los asesinatos de 7 mujeres -la mayoría muy jóvenes- cuyos cuerpos han aparecido en el predio conocido como "El santuario de las garzas" en Xalapa presentarían datos comunes: tres de sus cuerpos habrían tenido restos de semen y salva de un mismo origen. Las posiciones en que se hallaron los cuerpos fueron semejantes; sus perfiles físicos también presentan semejanza. Salvo un caso, de una mujer madura, el resto fueron de mujeres muy jóvenes como Magaly Hernández. Hay dudas elementales sin responder: ¿Las autoridades ministeriales y la sociedad se enfrentan a un asesino serial? ¿Qué curso han tenido las investigaciones a lo largo de los años en que se han presentado estos casos cercanos o lejanos entre sí en una línea temporal? ¿Compartir información a la sociedad para que se cuide es lo mismo que guardar silencio oficialmente por tantos años en aras de no causar pánico?
PRI JAROCHO

Opción a) Héctor Yunes en serio pelea la candidatura y tal postura pone en riesgo la unidad de un PRI de por sí debilitado en Veracruz de cara al 2018. Opción b) Héctor está haciendo una finta, su labor es golpear a su primo y cuidar al verdadero candidato que será Pepe. En este caso sí hay unidad y al mismo tiempo estrategias que vienen desde el altiplano. Claro, el tema de la debilidad tricolor persiste...
LAS ESPINAS DE EDGAR

Y ahora resulta que la Ley -federal en este caso- en serio va por personajes clave del caso Duarte,en este caso por Edgar Espinoso. La separación del diputado federal por Martìnez de la Torre de la bancada del PVEM tiene tremendo trasfondo político, además de toda la fuerza jurídica por las cochinadas que Edgar encabeza. La duda es ¿Por qué en este momento?
FRENTE EN LA FRENTE

Dante Delgado y su Movimiento Ciudadano representan potencialmente el 5 % de la votación nacional. Por esos números y por las habilidades del veracruzano existe su influencia en el Frente Ciudadano por México que -como dijera el filósofo Chico Che- "se tamba, se tamba, se tambalea..." Ahora bien, su propuesta de que la candidatura a la Presidencia sea para el PAN, la del gobierno de la Ciudad de México para el PRD y enviar a Miguel Angel Mancera al Senado, puede contribuir a que el Frente se dé en la frente. Dante tiene verbo pero en la grilla nacional también tiene sus limitaciones...
YUNES LINARES, FIEL DEFENSOR DE LA LEY DE SEGURIDAD

Quien, para sorpresa de muchos, se ha convertido en un férreo defensor de la Ley de Seguridad Interior es el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares (PAN). Postura que, nos cuentan, el panista dejó bastante clara en la entrega de la medalla Adolfo Ruiz Cortines a la Secretaría de Marina (Semar), puesto que consideró que las críticas a la llamada militarización del país son “frívolas” al ser justamente las Fuerzas Armadas las que durante años han luchado por la democracia, las libertades y el orden constitucional, e incluso, nos aseguran, recordó que el mes pasado solicitó al presidente Enrique Peña Nieto que el Ejército y la Marina no se retiren de la entidad. Sin embargo, nos dicen, sus declaraciones le valieron la desaprobación de algunos políticos, quienes afirman que en su desesperación por no poder frenar la ola de violencia, como lo reconoció en su primer informe de labores, se doblegó ante el priísmo y ahora no le queda de otra más que mostrar su completo apoyo.
MARCO MARTÍNEZ AMADOR FUERTE CANDIDATO A DIPUTADO FEDERAL

Marco Martínez Amador llega fuerte al último mes de su administración como Alcalde de Acayucan. Lo mencionan con insistencia para la candidatura a diputado federal. Más de 400 obras lo avalan.
INFORME DE AMÉRICO

Este domingo tres de diciembre el alcalde de Xalapa, Américo Zúñiga, rendirá su cuarto y último informe de labores. El edil ha estado a la altura al encabezar la capital de un estado que sigue siendo protagonista de la vida política nacional a pesar de su convulsa circunstancia en materia de seguridad y desempleo. Zúñiga es de los pocos que sale con frente en alto, hablando de todos los partidos y en particular del PRI.
COMIDA

Por cierto, hablando del PRI, el 9 de diciembre los senadores Héctor y Pepe Yunes encabezarán un evento del que podrían salir datos concretos acerca de la próxima candidatura por la gubernatura veracruzana del lado tricolor. El de Pero, sabemos, es amigo personal del candidato presidencial José Antonio Meade: ¿lo impulsará para la candidatura jarocha o se lo llevará a su equipo en búsqueda de la grande? La política es un juego de ajedrez.
 
 
PasillosDelPoder.com
Diseño y programación Sinergia Digital